Para esta época de verano te daremos algunos consejos de colores para sacar lo mejor de tu hogar, así como también el cuidado que debes darle a tus Orquídeas y Anturios para que sigan siendo hermosos y llenen de vida tu oficina, habitación, sala o cualquier espacio.

Colores:

Amarillo: Este color le da a cualquier espacio un tono alegre, es el color que indica que el verano ha llegado y que tus espacios están preparados para mostrar lo mejor.

Verde: Un color sutil pero que sin duda alguna logra el cambio que quieres en cada espacio, inyectando un toque de vida, naturaleza y tranquilidad.

Fucsia: Este color lo podemos combinar con colores neutros en nuestros espacios para lograr un equilibrio perfecto.

Naranja: Este color aporta alegría y energía a cada lugar, sobre todo porque combina muy bien con otros colores e ilumina cualquier objeto, haciendo que sea inevitable no verlo.

Cuidados para tus Orquídeas:

 

Agua: Si bien las Orquídeas no necesitan de mucha agua para sobrevivir en el verano, es importante que las riegues una vez cada cuatro días con un pulverizador de agua. Procura que el agua que usas no contenga gran cantidad de minerales, de lo contrario la vida de tus plantas podía verse afectada.

Fertilizante: Agrega un poco de fertilizante especial para tus Orquídeas y ayúdalas a estar bien durante el verano.

Controla la temperatura: Tus Orquídeas no van a querer estar encerradas en una habitación muy calurosa, debes recordar que su capacidad llega hasta 30°C, por lo tanto es recomendable un sitio donde el calor no sea tan fuerte.

Sol y humedad: Para mantenerse perfectas tus Orquídeas necesitan de luz, pero esta no debe ser directa, y la humedad del ambiente debe ser aproximadamente del 40%.

Plantación: Puedes plantar tus Orquídeas en macetas con sustrato para Orquídeas, si las raíces de la planta tienen una coloración blanca puedes darles un poco de agua de lluvia.

 

 Cuidados para tus Anturios:

Luz: El lugar perfecto para ubicarlos está cerca de tu ventana, ya que estas plantas requieren entornos luminosos, sin embargo es importante dejar que la luz sea filtrada por una cortina y no les llegue directamente.

Temperatura: Ubícalas en un lugar donde los cambios de temperatura no sean tan bruscos, pues para esta planta su temperatura ideal está entre los 15°C hasta los 28°C

Riego: No dejes que se encharquen cuando las riegues, porque al hacerlo estas pueden perder sus hojas y adquirir un color amarillo. Lo ideal sería que pulverices agua muy a menudo.

Abono: Agrega abono en el momento de la floración, para ayudar a que sus hojas se vuelvan hermosas y perfectas.

Sin productos